Se creía en el caos de la Mitología Griega como el estado en el que se encontraba el universo antes de la creación. La palabra significa abismo, vacío, y vasto vacío en griego. Hesíodo relata en la Titanomaquia que Zeus, al lanzar el rayo a los Titanes, hace estremecer a Caos (v. 700), y compara este hecho con el acercamiento entre Urano (el Cielo) y Gea (la Tierra). [17] Gea. Caos sería, así, el único dios primigenio de la Creación, el ente todopoderoso que se engendró a sí mismo y que, de forma indirecta, propició el nacimiento del resto de seres mitológicos que pueblan la mitología griega. En los mitos de la creación, es el estado primordial o informe o la brecha creada por la separación del cielo y la tierra. Algunas fuentes también afirman que Gea, Tártaro y Eros nacieron en el Caos, aunque Hesíodo rechazó específicamente esta noción; aunque en la Teogonía sí declararon que Caos engendró a Nyx (Noche) y Érebo (Oscuridad). Era un vacío primordial, del cual todo fue creado incluyendo el universo y los dioses griegos. Antes que todas las cosas, en un comienzo, fue el infinito Caos. Este Huevo no es lo primero que surge, sino que proviene de Chronos (Orphicorum fragmenta, 54-57). Según la Teogonía de Hesíodo, Caos fue lo primero que existió, y luego enumera otras figuras cosmogónicas elementales como Gea (la Tierra) y el Tártaro. caos mitologia griega davidfelipe agudelo. [3]​ Geoffrey Stephen Kirk y John Earle Raven refuerzan esta interpretación, y si bien tienen en cuenta la dificultad de que en la fuente Urano derive de Gea en un estadio posterior de la cosmogonía, piensan que lo que Hesíodo quiso decir es que al principio había un todo informe, que el cielo y la tierra formaban una masa indiferenciada y en el principio relatado se separaron: lo primero es esta separación, que luego se reduplica figurativamente en el nacimiento de Urano a partir de Gea y mitopoyéticamente en el relato de la castración de Urano por parte de Crono (v.154ss). Sello Arcano 1,073,211 views. Además, Hesíodo parece incluso sugerir que poco después Caos es una especie de morada, más allá de la cual viven los Titanes. En un momento de la Titanomaquia, Zeus arroja sus rayos sobre los Titanes y, en palabras del poeta, Caos es desgarrado por un calor asombroso. En la mitologia griega, el Caos o Khaos es el estado primitivo de existencia del que surgieron los primeros dioses. Hoy en día, el concepto de caos está relacionado con el desorden, y la mayoría de la gente se sorprenderá de que el Caos fuera también una deidad del panteón griego, que nació al principio de los tiempos. En la mitología griega, el Caos o Khaos es el estado primitivo de existencia del que surgieron los primeros dioses. Para Gigon, bajo la faz de una divinidad cosmogónica semejante se esconde el concepto filosófico de un principio anterior a todo.[5]​. Este pasaje, sumado al valor semántico de la palabra Χάος, hace admisible la interpretación de Francis Macdonald Cornford, según la cual las palabras del verso 116 (Χάος γένετ᾽) deben traducirse como ‘surgió el resquicio entre la tierra y el cielo’. Esto lo acerca al ἄπειρον (ápeiron, ‘lo indeterminado’) de Anaximandro. Si es así, Caos tendría que ser el lúgubre punto medio localizado entre la Tierra y Tártaro -que es donde los Titanes son desterrados-. Solo más tarde adquirió el sentido de «confusión elemental» con Ovidio (Metamorfosis I, 7: «rudis indigestaque moles»). En el prólogo de dicha obra presenta una cosmogonía, donde pone a Caos como descendiente de la Oscuridad. En algunos relatos cosmogónicos griegos, el Caos es aquello que existe antes que el resto de los dioses y fuerzas elementales, es decir, el estado primigenio del cosmos. El Caos primordial y la mitología griega . El nombre en sí mismo puede ser traducido como “vacío”, y este fue el papel que la diosa griega tomaría, convirtiéndose en el aire de la tierra, entre el aire de los cielos (Éter), y el aire del Inframundo (Érebo). En griego es Χαος o Χαεος, que significa «vacío que ocupa un hueco», y procede del verbo χαινω, «abrirse de par en par», y éste del indoeuropeo *ghen-, *ghn-.También se le llamaba Aêr (Αηρ, «aire»).. Enciclopedia Universal. Caos era -la mayoría de las cosmologías griegas nos dicen- lo primero de todo, el origen de todo, el espacio vacío e insondable al principio del tiempo. En el siglo V a. C.  se lo identificó con el aire, el espacio o el vacío en el que se encuadra el resto de la existencia. 14/11/2019 ; Sin comentarios; Vinicio Barrientos Carles | Política y sociedad / PARADOXA. Otra variante importante presenta Cayo Julio Higino en sus Fábulas. En teoría posterior, el Caos es la materia sin forma a partir de la cual se creó el cosmos o el orden. En la Grecia Antigua se lo interpreta como un abismo abierto; el estado completo de desorden que existía antes de la formación del mundo a partir del cual, según los expertos en mitología, empieza a construirse la tierra. También conocida como Khaos, es vista como la atmósfera más baja que rodea a la tierra en ciertas fuentes. Aun siendo una figura importante en su mitología, Gea no fue particularmente honrada en el culto de la antigua Grecia. En su obra Las metamorfosis, Ovidio describió al Caos como rudis indigestaque moles, «una masa bastante cruda e indigesta, un bulto sin vida, informe y sin bordes, de semillas discordantes y justamente llamada Caos», descripción que se aparta del más antiguo significado del elemento mítico (‘resquicio’ o ‘hueco’), pero que ha determinado la orientación de las interpretaciones en uso desde entonces, hasta llegar al actual concepción familiar de ‘completo desorden’. Solo más tarde adquirió el sentido de … Indica que Hesíodo parte de la imagen del cosmos como cavidad formada por la bóveda el cielo y la tierra como suelo, y luego suprime mentalmente a ambos para llegar a un concepto como Caos. El seu nom vol dir espai o ferida que s'obre. Esta página se editó por última vez el 8 nov 2020 a las 10:46. La tradición órfica en sus fragmentos presenta un Huevo primordial, equiparado con el Caos de Hesíodo. Se pensaba nominalmente en Caos en términos de ser una deidad femenina, aunque al mismo tiempo, se pensaba que el caos no tenía ninguna forma física. Poco se sabe sobre el Caos, probablemente debido a su estado de ser y su papel en la mitología griega. el caos en la mitología, el arte y la ciencia, https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Caos_(mitología)&oldid=130749324, Dioses primordiales de la mitología griega, Licencia Creative Commons Atribución Compartir Igual 3.0. Viene del griego χάος (Chaos). Caos también era considerado como una diosa del destino, de la misma manera que Nyx, y las nietas de Caos, las Moiras, lo eran. En la mitología griega, el caos era el principio de todas las cosas. Loading ... El MITO de POSEIDÓN (Neptuno) DIOS DEL MAR | MITOLOGÍA GRIEGA | Sello Arcano - Duration: 11:15. En la mayoría de los relatos mitológicos griegos sobre la creación aparece preexistente el Caos concebido como un abismo sin fondo, espacio abierto sumido en la oscuridad donde andaban revueltos todos los elementos: El agua, la tierra, el fuego y el aire. El término procede del griego antiguoΧάος, ‘espacio que se abre’, ​ o ‘hendidura’, y procede del verbo χάω, que en formas derivadas significa ‘bostezar’, ‘abrirse una herida’ o ‘abrirse de una caverna’. Es algo completamente indeterminado, lo que viene indicado por el hecho de que la palabra para designarlo es gramaticalmente neutra. Aunque Caos es en griego un sustantivo de género neutro, es tratada en los relatos como hombre cuando se presenta como una deidad. Hesíodo imagina el Caos como algo mucho más tangible que un abismo sin fondo. En algunos relatos cosmogónicos griegos, el Caos es aquello que existe antes que el resto de los dioses y fuerzas elementales, es decir, el estado primigenio del cosmos. Pero, era más que un vacío enorme. Actualmente, la mitología griega es una de las más conocidas en el mundo y sus dioses principales son distinguidos por todos. Se decía que las deidades Caos, Gea, Tártaro y Eros emergieron del Caos. Una importante tradición filológica considera que Caos es la hendidura o resquicio situado entre el cielo y la tierra. Nix (la Noche) y Érebo sí son referidos de forma explícita como hijos de Caos (v. 124), siendo Éter y Hemera (el Día) sus nietos (v. 125-6). Caos Es la personificació del buit, allò que existeix abans que la resta dels déus i forces elementals, és a dir, l'estat primigeni del cosmos infinit. En la mitologia griega, el Caos o Khaos es el estado primitivo de existencia del que surgieron los primeros dioses. Un protogono. [4]​, Una variante de esta interpretación la da Olof Gigon. No obstante, muchos expertos lo dan por supuesto al considerar que, al ser Caos la única entidad existente originalmente, las deidades posteriores necesariamente debieron surgir de él. Considerar a estas deidades elementales como hijos de Caos es un punto conflictivo, ya que Hesíodo jamás dice de forma explícita que fueran engendrados por aquel. Los mitos son un producto cultural de gran valor para el ser humano, elementos constitutivos inseparables de lo que significa humanidad. Hesíodo, por supuesto, no fue el único escritor que escribió en la antigüedad, y fragmentos de textos ofrecen un orden diferente de los protogonos. Caos y la Oscuridad conciben luego a la Noche, el Día, el Érebo y el Éter. De las obras de Hesíodo, tenemos que Caos fue la primera de todas las deidades que llegaron a la existencia en el nacimiento del cosmos; y poco después, Gea (Tierra), Tártaro (Inframundo) y Eros (Procreación) nacieron. Caos también era considerado como una diosa del destino, de la misma manera que Nyx, y las nietas de Caos, las Moiras, lo eran. En el siglo V a. C. se lo identificó con el aire, el espacio o el vacío en el que se encuadra el resto de la existencia. Sin embargo, se necesitaría un poeta romano, en la forma de Ovidio, para construir sobre la mitología del Caos, para hacer de la diosa la fuente de todos los elementos, la tierra, el aire, el agua y el fuego, siendo así la diosa el origen de todo. [2]​ La palabra Caos en griego no tiene género, aunque en algunas representaciones clásicas se le da forma de mujer. Hesíodo. El término procede del griego antiguo Χάος, ‘espacio que se abre’,[1]​ o ‘hendidura’, y procede del verbo χάω, que en formas derivadas significa ‘bostezar’, ‘abrirse una herida’ o ‘abrirse de una caverna’. Para el poeta romano Ovidio, el Caos era una masa sin forma donde todos los elementos estaban mezclados. Caos fue el origen de todo y la primera cosa que existió. Sin embargo, se necesitaría un poeta romano, en la forma de Ovidio, para construir sobre la mitología del Caos, para hacer de la diosa la fuente de todos los elementos, la tierra, el aire, el agua y el fuego, siendo así la diosa el origen de todo. La tradición órfica tenía un punto de vista diferente sobre los protogonos, y Caos, en este caso, no fue la primera deidad, sino que nació de Crono (Tiempo). En la mayoría de los relatos mitológicos griegos sobre la creación aparece preexistente el Caos concebido como un abismo sin fondo, espacio abierto sumido en la oscuridad donde andaban revueltos todos los elementos: El agua, la tierra, el fuego y el aire.