Siempre habrá heridas y dolor en la vida, y ninguna compañía u organización es inmune a esto. [2] En la cárcel, José hizo el trabajo de interpretar los sueños de estos individuos que tenían conexiones políticas. Él había recibido una bendición de Dios y sus acciones tenían el propósito exclusivo de convertirse en una bendición para otros. Si hubiera tratado con sus hermanos más abiertamente, no habría podido probar si eran dignos de confianza en el asunto. Entonces, en una última expresión de compasión, ¡Judá ofreció tomar el lugar de Benjamín! Kitchen, “Cupbearer,” in New Bible Dictionary, 3rd ed., eds. En vez de eso, él usó su conocimiento para salvarlos. El texto presenta varias indicaciones de cómo José manejó su ascenso de una manera piadosa y en parte, tuvo que ver con su preparación antes de que ocurriera. Cuando las personas se quedaron sin dinero, José permitió hacer trueques de ganado por alimento. El rechazo de José hacia las insinuaciones de la esposa fue claro y razonable. Nadie me la quita, sino que Yo la doy de Mi propia voluntad” (Jn 10:17-18). Estamos seguros, además, de que todo colabora al bien de los que aman a Dios, de los que han sido elegidos conforme a su designio. Cuando estaba en casa de su padre, los sueños de liderazgo que le dio Dios convencieron a José de que tenía un propósito decretado por Dios y un destino que nunca olvidó. Adoptado por el Comité directivo del Proyecto de la Teología del Trabajo Julio 1, 2013. Además, José no tuvo una forma de verificar independientemente las historias de los dos oficiales en la cárcel. Él reconoció que su sabiduría y discernimiento eran regalos de Dios, pero también que todavía tenía mucho que aprender acerca de la tierra de Egipto, la agricultura en particular. Esto último se relaciona con las futuras generaciones de la familia de Abraham y además, con todas las familias de la tierra. Cuando se vio físicamente agredido, José tomó la decisión de huir medio desnudo en vez de ceder. Segundo, él les habló duramente a sus hermanos con acusaciones que sabía que eran infundadas (Gn 42:7, 9, 14, 16; 44:3-5). De las muchas lecciones acerca del trabajo en el libro de Génesis, esta se destaca en particular, e incluso explica la redención misma, la crucifixión del Señor de la gloria (1Co 2:8-10). Es claro que gran parte de nuestra vida laboral ocurre en el ámbito público y debemos respetar el hecho de que otros no compartan nuestra fe cristiana. La palabra de Dios para Abraham estaba dando fruto: “Bendeciré a los que te bendigan… Y en ti serán benditas todas las familias de la tierra” (Gn 12:3). La presencia de Dios estaba con José de una forma tan evidente que Faraón lo promovió a segundo al mando en Egipto, para que se encargara especialmente de los preparativos para la hambruna que vendría (Gn 41:37-45). El libro de Génesis relata el cumplimiento parcial de estas promesas por medio de las líneas elegidas de descendientes de Abraham, en Isaac, Jacob y los hijos de Jacob. En el mundo antiguo, la interpretación de sueños era una profesión sofisticada que involucraba “libros de sueños”, los cuales enumeraban elementos de los sueños y su significado. Dios es más que capaz de bendecir al mundo por medio de personas profundamente imperfectas, pero debemos estar dispuestos a arrepentirnos continuamente del mal que hacemos y pedirle a Dios que nos transforme, aunque nunca seamos perfectamente purificados de nuestros errores, debilidades y pecados en esta vida. José habría tenido que verificar que se les diera el precio correcto a estas propiedades al intercambiarlas por semillas para plantar (Gn 47:23). Él pudo haberse aprovechado de la situación desesperada de sus hermanos y exigirles con rencor una mayor suma de dinero, sabiendo que ellos habrían dado todo por sobrevivir. Él aprobó una ley permanente que establecía que las personas le regresaran a Faraón el veinte por ciento de la cosecha, lo que implicaba crear un sistema para monitorear y hacer cumplir la ley, y establecer un departamento dedicado a administrar las ganancias. Geoffrey W. Bromiley (Grand Rapids: Eerdmans, 1979), 1:404. Él oró, “¡Ay!, este pueblo ha cometido un gran pecado: se ha hecho un dios de oro. En ocasiones, esto es así porque nuestro trabajo es una pieza de un todo más grande y perdemos de vista el resultado del trabajo. La forma en la que José consoló a sus hermanos es un modelo del perdón. Hasta aquí, la historia de José nos recuerda que en nuestro mundo caído, la respuesta de Dios a nuestras oraciones no llegará necesariamente rápido. Ahora pues, no temáis; yo proveeré para vosotros y para vuestros hijos” (Gn 50:20-21). La palabra dinero (kesef) aparece veinte veces en los capítulos 42 al 45 y la palabra grano (shever) aparece diecinueve veces. Él oró, “¿qué han hecho? Ver más ideas sobre jose de egipto, egipto, disfraz de hebreo. Los sueños de estos hombres y su interpretación se cumplieron al pie de la letra, sin embargo el copero no se acordó de la petición de José sino que se olvidó de él. José era cortés y humilde, y mostraba que quería hacer lo que fuera necesario para ayudar a Faraón y a los egipcios. La larga carrera de José de labores y sufrimiento al servicio de Dios, le dio un entendimiento mayor de la situación que la que tenían sus hermanos. Escoger el mejor de dos males puede ser un trabajo necesario y algo emocionalmente devastador. Sin embargo, este aparente final feliz tiene un lado oscuro. Las cosas que hacemos en nuestro trabajo son en sí mismas cruciales para Dios y para otras personas. En nuestro trabajo, podemos experimentar la tensión que genera sentir empatía por los necesitados, aunque tengamos la responsabilidad de hacer lo que es bueno para las personas y organizaciones para las que trabajamos. Pero su perdón, como todo el perdón verdadero, no fue solo verbal. Bruce K. Waltke, Genesis: A Commentary (Grand Rapids: Zondervan, 2001), 565-66. Creer que lo que usted hace no solo beneficiará a aquellos que ve y conoce, sino que su trabajo también tiene el potencial de afectar vidas por muchas generaciones. Nosotros mismos debemos andar con cuidado en nuestro trato con aquellas personas que podrían aprovecharse y engañarnos, y ser tan astutos como serpientes e indefensos como palomas, como Jesús les enseñó a Sus discípulos (Mt 10:16). Afortunadamente, usando su habilidad y sabiduría dadas por Dios, José ayudó a Egipto a atravesar la crisis agrícola. Reconocer con gratitud y de la manera apropiada los dones que Dios le ha dado. En la lección anterior estudiamos como José fue víctima de la amargura de sus hermanos que intentaron deshacerse de él y fue vendido a una caravana de ismaelitas que lo llevaron a Egipto donde fue vendido a Potifar oficial de Faraón. Sus habilidades extraordinarias respecto a su relación con Dios y las personas no funcionaban en campos separados. José experimentó la guía de Dios en estas tareas difíciles y nosotros también hemos recibido la promesa de Dios de “nunca te dejaré ni te desampararé” (Heb 13:5). En sus sueños, Dios le aseguró a José que tendría una posición de liderazgo sobre sus padres y hermanos (Gn 37:5–11). Jesús mismo aconsejó a sus discípulos que fueran “astutos como serpientes e inofensivos como las palomas” (Mt 10:16 NTV). Se trata de la lealtad a un miembro de la familia que está en necesidad, incluso cuando él o ella parece culpable; darle la gloria a Dios reconociendo el pecado y sus consecuencias; pasar por alto el favoritismo; ofrecerse a uno mismo para salvar a otro; demostrar el verdadero amor por medio de actos concretos de sacrificio que crean un contexto de confianza; desechar el control y el poder del conocimiento y optar a favor de la cercanía; abrazar la compasión, los sentimientos amables, la sensibilidad y el perdón de manera profunda; y hablar con el otro. Por su trabajo, José debía estar en casa donde ella estaba y no podía hablar del tema con Potifar sin interferir en su relación matrimonial. Esta palabra se usa en todas las versiones en español). Sería ingenuo asumir que nadie desea causar daño de forma premeditada con sus palabras o hechos. Por el resto de su vida como administrador, José se dedicó a la administración eficiente por el bien de otros. José siguió la instrucción de su padre de perdonar a sus hermanos y así los liberó verbalmente de la culpa. Su sabia estrategia e implementación efectiva del plan también permitieron que Egipto abasteciera de grano al resto del mundo durante el tiempo de escasez (Gn 41:57). I.-SU OBEDIENCIA A.-Cuando Jacob le dio la tarea a Jose de ir a Siquem para verificar lo que sus hermanos estaban haciendo en relacion a las ovejas, esto es lo que dijo Jose “Y dijo Israel a José: Tus hermanos apacientan las ovejas en Siquem: ven, y te enviaré a ellos. José habla de “mucha gente”, lo que hace eco a la promesa del pacto de Dios de bendecir a “todas las familias de la tierra” (Gn 12:3). Este plan duró un año, durante el cual José recolectó caballos, ovejas, cabras, ganado y asnos (Gn 47:15-17). Él les dijo, “Vosotros pensasteis hacerme mal, pero Dios lo tornó en bien para que sucediera como vemos hoy, y se preservara la vida de mucha gente. Ante Faraón, José no usó el nombre de Dios del pacto, que era exclusivo para su pueblo. Su vida no consiste en lo que usted gane para sí mismo. En todo esto, José eximió a las familias sacerdotales de vender sus tierras, ya que Faraón les suministraba una porción de alimentos para cubrir sus necesidades adecuadamente (Gn 47:22, 26). Kenneth A. Durante los siete años de escasez que siguieron, José distribuyó el grano para los egipcios y otras personas que fueron afectadas por la extensa hambruna. [1] Así como los jefes de los coperos, los jefes de los panaderos eran oficiales de confianza que tenían acceso directo a las personas más poderosas del gobierno y es probable que sus tareas fueran más allá de preparar los alimentos. Él conocía las historias de la familia en las que la fe se mezclaba con duda, el servicio fiel con la auto-conservación, la verdad con el engaño. Podemos aportar al éxito de otra persona que asciende por encima de nosotros y ser descartados cuando ya no le somos útiles. Producido por el Proyecto de la Teología del trabajo, Los hermanos de José lo rechazan y lo venden como esclavo (Génesis 37:2-36), La artimaña de la esposa de Potifar y el encarcelamiento de José (Génesis 39:1-20), José interpreta sueños en la cárcel (Génesis 39:20-40:23), La administración exitosa de José en la crisis alimentaria (Génesis 41:46-57; 47:13-26), José crea infraestructura y una política de agricultura a largo plazo (Génesis 41:46-57), José mitiga la pobreza del pueblo egipcio (Génesis 47:13-26), Aplicaciones a partir de la experiencia administrativa de José (Génesis 41:46-57; 47:13-26), Los tratos de José con sus hermanos (Génesis 42-43), Judá se transforma en un hombre de Dios (Génesis 44:1-45:15), La familia de Jacob se muda a Egipto (Génesis 45:16-47:12), Dios hace que todo obre para bien (Génesis 50:15-21), Introducción a Génesis 12-50 y el trabajo, La fidelidad de Abraham en contraste con la infidelidad de Babel (Génesis 12:1-3), El estilo de vida de pastoreo de Abraham y su familia (Génesis 12:4-7), El viaje de Abraham comienza con el desastre en Egipto (Génesis 12:8-13:2), Abraham y Lot se separan: La generosidad de Abraham (Génesis 13:3-18), La hospitalidad de Abraham y Sara (Génesis 18:1-15), El altercado entre Abraham y Abimelec (Génesis 20:1-16; 21:22-34), La adquisición deshonesta de Jacob del derecho de nacimiento y la bendición de Esaú(Génesis 25:19-3), La transformación de Jacob y su reconciliación con Esaú (Génesis 32-33). Sin embargo, la historia que Judá le contó a José mostraba un hombre transformado. Los métodos de José rayaron en el engaño. Estos asuntos pueden ser variados y complejos y requieren oración y discernimiento, pero ¿nos deben paralizar? Tal vez tengamos dudas acerca de cómo nuestra inversión en otros puede beneficiarnos a nosotros o a nuestras organizaciones eventualmente. El interés de Génesis por la administración de José durante la crisis alimentaria radica más en su impacto sobre la familia de Israel, que en desarrollar principios para la administración efectiva. Él ocultó información importante, manipuló los eventos de varias maneras y actuó como un detective que interroga con severidad. En el lugar de trabajo, algunas veces los creyentes pueden darle el crédito a Dios de su éxito de una forma superficial, lo que termina causando el rechazo de las personas. Los aspectos de este episodio tratan de cerca los problemas del acoso sexual en el lugar de trabajo actualmente. José de egipto,Televisión y noticias de Chile y el mundo. Descubre la historia de 'José de Egipto' Ángelo Paes, Mayté Piragibe, Celso Frateschi y un gran elenco de actores brasileños, protagonizan esta serie que te atrapará desde el primer momento. José sería llevado al mismo palacio para interpretar los sueños del propio Faraón. No obstante, no debemos idealizar a José. Capacitarse para hacer su trabajo y llévelo a cabo con excelencia. Él era sensible a las dimensiones sociales y teológicas y, además, opuso resistencia de forma verbal repetidamente e incluso evitaba estar donde ella estuviera. Inmediatamente, José procedió a hacer el trabajo para el que Faraón lo había designado. El mismo se manifestó en David cuando vio al ángel del Señor hiriendo al pueblo. Estas habilidades también se encuentran entre los no creyentes, pero los sabios en la Biblia disfrutan de la bendición especial de Dios, quien quiere que Israel les muestre a las naciones los caminos de Dios (Dt 4:6). Se requería un talento excepcional para crear y administrar todo esto mientras sobrevivía a las intrigas políticas de una monarquía absoluta. Segundo, Dios lo bendeciría. Como lo dijo un escritor, “para tener la confianza de otros, hay que ser confiable”. Desde la perspectiva del liderazgo, debe haber sido horrible ser testigos de algo como esto. Estar seguros de tener cierto derecho no nos exime de empatizar con quienes puedan tener una perspectiva diferente. José entendió está misión y articuló el propósito de su vida acorde con la intención de Dios: “salvar la vida de mucha gente” (Gn 50:20 NVI). Aunque su labor ejemplar pueda llevarle al protagonismo, recuerdar su misión principal como siervo de Dios. Por una parte, la serpiente era “más astuta que cualquiera de los animales del campo” (Gn 3:1) y usó métodos astutos con propósitos desastrosamente malvados (el uso consistente de La Biblia de las Américas de la palabra “astuto” deja claro que se está traduciendo la misma palabra del hebreo. Él había traicionado la confianza de su familia al casarse con una mujer de Canaán (Gn 38:2), había criado a dos hijos tan malvados que el Señor les quitó la vida (Gn 38:7, 10), había tratado a su nuera como una prostituta (Gn 38:24) y había concebido el plan para vender a su propio hermano como esclavo (Gn 37:27). ¿Qué le dio la posición para asumir este rol? Incluso si otros reconocen la presencia de Dios en su vida y los talentos especiales que tiene, no publicarlos en un esfuerzo egoísta de ganarse el respeto de los demás. Ciertamente, personas de “todos los países” fueron sustentadas por el sistema alimenticio que administró José (Gn 41:57). Él trato a sus hermanos mayormente con el lenguaje de los negocios. Podemos desaprobar lo que hacen después y cómo eso nos afecte. Él también conocía las promesas que Dios le hizo a Abraham, el compromiso de Dios de bendecir su familia y la sabiduría de Dios para trabajar con Su pueblo mientras los purificaba por medio del fuego de la vida. De entre ellos, Dios levantaría nuevos hombres y mujeres que transmitieran las bendiciones que Dios había prometido. Los registros de veracidad de sueños pasados y sus interpretaciones proporcionaban evidencia empírica para respaldar las predicciones del intérprete. Básicamente, su naturaleza fue confiar en las personas y parece que no guardó ningún resentimiento contra sus hermanos celosos y el copero olvidadizo. Aceptar el hecho de que algunas veces las personas deben escoger la que consideran mejor entre dos situaciones desagradables pero inevitables. José y Faraón les dieron generosamente a los hermanos de José “lo mejor de toda la tierra de Egipto” (Gn 45:20) y les proveyeron para su regreso a Canaán y el transporte para la familia. Cuando exigió que los hermanos regresaran a casa a Isaac sin Benjamín (Gn 44:17), Judá se levantó y habló en nombre del grupo. José testificó que Dios podía dar las interpretaciones y que su rol era apenas el de intermediario de esa revelación (Gn 41:16). Sin embargo, desde el punto de vista de sus hermanos, los sueños eran otra manifestación del privilegio injusto del que gozaba José por ser el hijo favorito de su padre, Jacob (Gn 37:3–4). El apóstol Pablo escribió, “Hagamos bien a todos según tengamos oportunidad” (Gá 6:10). Tiempo después del fallecimiento de José, la relación de Egipto con Israel pasó de la hospitalidad a la hostilidad. A menudo se espera que los trabajadores les reporten a sus superiores los incidentes de acoso potencial, pero por lo general son reacios a hacerlo porque saben que se arriesgan a la ofuscación y retaliación. Familiarizarse tanto como sea posible con la situación general al comienzo de una labor. En vez de esto, se refirió consistentemente a Dios con el término más general de Elohim. Tal vez los creyentes no tengamos el poder de cambiar las circunstancias que obligan a las personas a tomar decisiones difíciles, pero podemos encontrar maneras de apoyarlos mientras las enfrentan, sean creyentes o no. Aunque ella creía que tenía el derecho y el poder de usar a José de esta manera, claramente sus palabras y su trato no eran bien recibidos por parte de él. Llevado, pues, José a Egipto, Potifar oficial de Faraón, capitán de la guardia, varón egipcio, lo compró de los ismaelitas que lo habían llevado allá. Te ruego que tu mano caiga sobre mí y sobre la casa de mi padre” (2S 24:17). La Biblia frecuentemente recomienda la astucia en la búsqueda de propósitos buenos (Prov. Conoce a los personajes de José de Egipto, la serie de Univision. Darle el crédito a Dios repetidamente no solo era lo correcto, sino que también le recordaba al mismo José que sus habilidades vienen del Señor. Por esto, ofrecer el acceso a puntos de distribución de alimentos y tratar a las personas imparcialmente se convirtieron en temas administrativos sumamente importantes. La forma en la que José lo hizo impresionó a Faraón, lo que muestra que se le puede dar el crédito públicamente a Dios de una forma convincente. Muchos textos egipcios mencionan el rol de los coperos, quienes no solo probaban el vino para corroborar su calidad y detectar si tenía veneno, sino que también disfrutaban de cierta cercanía con aquellos que tenían poder político. I. Howard Marshall, A. R. Millard, J. I. Packer, and D. J. Wiseman (Downers Grove, IL: InterVarsity Press, 1996), 248. 1:4; 8:5, 12). Dios le había prometido a Abraham y sus descendientes la tierra de Canaán, no de Egipto. Pasaron dos años más antes de que José tuviera la oportunidad de liberarse de su miseria en la cárcel. Primero, Dios multiplicaría sus descendientes y serían una gran nación. Desafortunadamente, los descendientes de José olvidaron las promesas de Dios y se desviaron hacia la incredulidad. No obstante, José le dejó un testimonio educativo a la esposa de Potifar y posiblemente a otros en la casa. El incumplir esto, llevó a que José tuviera grandes conflictos con sus hermanos. El concepto bíblico para esta táctica es la astucia. Recordemos que junto con su llamado, Dios le dio a Abraham promesas fundamentales (Gn 12:2–3). En resumen, José se aprovechó de su poder para tratar con un grupo en el que no sabía si podía confiar, por causa del trato que recibió de ellos,[1] y su motivación era discernir el carácter actual de las personas con las que estaba tratando. Dios no levantó a un israelita en la tierra de Israel para que aportara lo necesario y así aliviar al pueblo durante la hambruna. Orar por discernimiento acerca del futuro para poder planear sabiamente. TV Tiempo: Subirán las máximas en la zona central y habrán chubascos desde La Araucanía al sur Él no trató de esconder los pecados de sus hermanos, sino que los asimiló en su reconocimiento del trabajo enorme de Dios. La astucia de José tuvo el efecto previsto de probar la integridad de sus hermanos, quienes regresaron el dinero que José había escondido en sus costales secretamente (Gn 43:20-21). Las palabras de arrepentimiento de sus hermanos llevaron a José a uno de los mejores puntos teológicos de su vida, y de hecho, de casi todo Génesis. El tiempo que trabajó para Potifar le dio a José un amplio rango de responsabilidades fiduciarias. Él sabía que la gente es capaz de causar un gran daño y aceptó que algunas veces los peores enemigos de las personas son ellos mismos. ¿Esto significa que nuestro trabajo ha sido en vano y que habría sido mejor concentrarnos en nuestra propia posición y ascenso? Él ofreció quedarse en Egipto por el resto de su vida como esclavo del gobernador si el gobernador permitía que Benjamín regresara a casa con su padre (Gn 44:33-34). Si nos encontramos a nosotros mismos en una situación similar, nuestra devoción no es garantía de que podamos escapar ilesos. Si alguna vez tenemos la impresión de que Dios nos quiere en nuestro lugar de trabajo solamente para que hablemos a otros acerca de Él, o si tenemos la impresión de que la única parte de nuestro trabajo que le interesa a Dios es el de establecer relaciones, el trabajo de José dice lo contrario. Roland K. Harrison, “Baker,” in The International Standard Bible Encyclopedia, ed. Aun así, Dios no olvidó Su promesa a Abraham, Isaac y Jacob y sus descendientes. — Génesis 39:1. Aun así, también es una historia de esperanza de que por la gracia de Dios, el bien puede triunfar eventualmente. Esto demuestra que Dios no necesita la intervención de nadie para llevar a cabo sus planes de bendición, prosperidad y preservación de sus hijos. Cobrar ánimo en que Dios le hará apto para la labor. José de Egipto Es la cuarta miniserie bíblica producida por Rede Record, sucediendo a La saga de la historia de la Reina Ester (2010), Sansón y Dalila Él les dijo que no tuvieran miedo, porque él no tomaría represalias por su maltrato hacia él. Su interés principal era trabajar para beneficiar a otros, en vez de tomar ventaja personal de su nueva posición en cabeza de la corte real. Los buenos líderes se esfuerzan por fomentar la cooperación en vez de la envidia. Este aspecto fue evidente en Moisés cuando Israel pecó con el becerro de oro. Cuando ya no había más ganado para negociar, las personas se vendían a sí mismas como esclavas voluntariamente y también le vendían sus tierras a Faraón (Gn 47:18-21). Dios es capaz de hacer todo más abundantemente de lo que podemos pedir o imaginar (Ef 3:20). Primero, él no ganaba nada para sí mismo con estas maquinaciones. Parece que José finalmente vio que sus hermanos eran dignos de confianza. La astucia se puede usar para el bien o para el mal. Desde el punto de vista de José, estos sueños eran evidencia de una bendición divina y no de su propia ambición. Si comenzamos con un compromiso de trabajar para Dios antes que por otros, será más fácil avanzar, creyendo que “para los que aman a Dios, todas las cosas cooperan para bien, esto es, para los que son llamados conforme a su propósito” (Ro 8:28). Dios nos ayuda a enfrentar el fracaso y la derrota, aunque tal vez necesitemos más su ayuda cuando enfrentamos el éxito. Tal vez nos preguntemos acerca del carácter y las motivaciones de las personas que ayudamos. Después de un tiempo, la esposa de Potifar se interesó sexualmente en José (Gn 39:7). Jesús, el León de la tribu de Judá, lo demostró cuando dijo, “Por eso el Padre me ama, porque Yo doy Mi vida para tomarla de nuevo. 12:23; 13:16; 14:8; 22:3; 27:12), lo que indica que el trabajo piadoso en contextos difíciles puede requerir precaución y habilidad. Una familia disfuncional que permite que estas virtudes la abracen, se convertirá en una luz para el mundo.[1]. Cuarto, Abraham sería una bendición. En Su sabio poder, Dios es capaz de trabajar con nuestra falta de fe, ayudarnos a mejorar en lo que somos débiles y usar nuestros fracasos para alcanzar lo que Él mismo ha preparado para nosotros los que lo amamos. “Justo parece el primero que defiende su causa hasta que otro viene y lo examina” (Prov. Como José, cuando confesamos nuestra propia incapacidad de cumplir los retos que enfrentamos y cuando encontramos formas apropiadas de atribuirle el éxito a Dios, forjamos una defensa poderosa en contra de orgullo que frecuentemente acompaña al reconocimiento público. Al hacerlo, José evitó ofender de manera innecesaria, algo respaldado por el hecho de que Faraón reconoció que Dios le reveló a José el significado de sus sueños (Gn 41:39). Segundo, sus acciones eran necesarias para poder ofrecer las bendiciones.
2020 caracter de josé de egipto