Asistí al taller y gracias al éxito de aquello empecé a formar parte de una agencia de actores. Aquí las Siervas del Hogar de la Madre dirigimos una residencia para niñas y jóvenes que proceden de familias con dificultades. Ana Mª Lapeña que define acertadísimamente la «espiritualidad» de la Hna. La hermana Clare conversa con el padre Rafael Alonso, en primer término, sacerdote fundador del Hogar de la Madre. Antes de empezar el espectáculo, el hipnotizador nos dijo que solo ciertas personas con ciertos estados mentales podían ser hipnotizadas. Clare con el grupo de jóvenes fallecidas estaban en el primer piso. Tú la podías ver cantando, tocando la guitarra, jugando… y yo sabía que tenía una migraña». Clare todo le parecía poco por Cristo. El Hogar de la Madre expresa su disponibilidad para retirar cualquier fotografía publicada en en esta página web, en el caso de que algún mayor de edad, padre o tutor no desee que él o sus hijos aparezcan en ella. Murió en Playa Prieta a causa del terremoto del 16 de abril de 2016.El testimonio que ofrecemos a continuación lo escribió ella en 2014 y le puso por título “¡Menuda película!”. Clare entró en la capilla, pero se quedó en el último banco. Clare con el grupo de jóvenes fallecidas estaban en el primer piso. No fue hasta que fui a Inglaterra a grabar la película, que experimenté de una manera muy profunda la gran cavidad que había en mi alma. Seguía igual. Ninguna de sus manos quedaron juntas; las mías tampoco. Clare. Se había dado totalmente al Señor y su manera de vivirlo era hacerlo todo con toda su alma. La hna. Hna. «Al final de ese año yo pensé: “Quiero aprender a obedecer así”». Y…...¡Vivan las monjas! Todavía muy joven y con muchas cosas por aprender llegó a su primer destino, nuestra casa de Belmonte, en Cuenca (España). Sí me acuerdo cuando tenía unos siete años ir a la iglesia con mi madre y con mis hermanitas. La Hna. Clare María de la Trinidad y del Corazón de María. Dios sabe lo que hace, nosotros sólo tenemos que fiarnos de él. Cuando terminó el acto, una hermana la encontró llorando mientras repetía: «Él murió por mí. Clare tenía que cambiar muchas cosas en su vida. Posiblemente por las incitaciones de mis profesores y que en mi familia me decían que yo era una «elementa», me vino el pensamiento de que yo quería hacer algo muy grande con mi vida. Yo también me puse en la fila, no movida por ningún impulso piadoso ni ferviente, simplemente lo hice porque es lo que tocaba hacer. Espero que este testimonio les pueda hacer mucho bien a sus almas y les ayude a acercarse más a Dios, porque estando cerca de Él van a ser felices de verdad…. A pesar de los nervios me confesé, casi la última pero lo hice. Clare: «Darlo todo con un gran sentido del humor». Los primeros días del encuentro de Semana Santa se los pasó tomando el sol y fumando. Tenía que haber vuelto a EEUU después, pero un problema con su visado la dejó en tierra. El Santísimo estaba expuesto en el altar y debajo de la custodia había un cuadro grande de Jesús que ponía: «Jesús, Nuestro Salvador», y me acuerdo estar pensando: « ¿el mismo que está en el cuadro está en la custodia también?, ¿me está mirando?, ¿me está escuchando?». Clare caminó durante horas por esos senderos impracticables, con el barro por las rodillas y cruzando a pie los afluentes del Amazonas, con el agua por el pecho, hasta llegar a los humildes poblados de los indígenas shuar, los antaño tan temidos «jíbaros». Todo me parece poco: la falta de sueño, el ayuno, el calor, el tener que atender a la gente… Todo lo que puede costar me llena de alegría, porque me hace estar cerca del Señor. Tuvimos adoración del Santísimo (yo no tenía ni idea lo que era eso). Y así era. Quería que me hipnotizara a mí también. El terremoto que acabo con la vida de la Hna. Se quedó muy impresionada: «Llevaba bastante tiempo sin ver a la Hna. Por eso, en cuanto el nivel del agua empezó a bajar, se habían puesto a limpiar y tratar de arreglar ese desastre. Tras su muerte, comenzamos a publicar recuerdos, breves escritos, agradecimientos que nos iban llegando… Y pronto una idea loca se nos cruzó por la mente: ¿por qué no hacer una película sobre su vida? El párroco de la Asunción, el P. Fred Parke, explica: «Los niños captaban el entusiasmo que ella tenía por la Eucaristía. Siempre he vivido en una zona y en una familia predominantemente nacionalista, luchamos por una Irlanda libre que consistía en una ruptura radical con Gran Bretaña. Esto sí es una locura, pero ¡bendita locura! Se quedó impresionado y quería llevar jóvenes allí para que tuvieran la misma experiencia. La casa se derrumbó por completo, muriendo entre los escombros una hermana profesa, la Hna. A la Hna. Que era un viaje gratis, que no sé quién lo había pagado para que los jóvenes tengan la buena experiencia que él había tenido y no sé cuántas cosas más. La Hna. « ¿Os acordáis?», repetí con una risa nerviosa. No me acuerdo mucho de aquello pero hay una cosa que sí se me ha quedado. Cuento esta historia porque, cuando yo supe que Dios me estaba llamando a la vida religiosa, nadie podía creerse que Dios llamara una chica como yo. Silencio total. Hoy es Viernes Santo». Para demostrárselo, hoy les ofrecemos una obra de teatro escrita por la Hna. Yo ya lo había visto otros años y me encantaba la función. Y volvió a entrar en la vorágine de superficialidad y pecado que el mundo del cine le ofrecía. Pero claro, no tenía la fuerza porque no le pedía al Señor que me ayudara». El apogeo del show llegó al final cuando «don Relájate» dijo que iba a dar a cada uno de los hipnotizados un regalo. Mientras ponían imágenes de la pasión del Señor, la música de fondo decía «Jesús, acuérdate de mí cuando llegas a tu reino». No pasa nada”. Y estaban preocupadas también de tantas familias pobres que lo habían perdido todo, o casi todo, a causa de las inundaciones. Los frutos de conversión que consiguió en enfermos terminales aquejados de SIDA o con fuertes trastornos mentales merecerían un artículo entero. Y, una vez que habías estado con ella, sabías que tenías que adquirir ese entusiasmo. Y todos empezaron a hablar a la vez convenciéndome de que era así. Bebía mucho, fumaba mucho, empecé a fumar drogas. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org. Efectivamente… Es que no estaba hipnotizada. Clare, El primer libro-biografía de la Hna. Tenía muchas ganas de vivir, de realizar mi ideal y mi meta pero Dios no formaba una parte central de mi vida para nada. C…. Localizan las necesidades fundamentales y entregan a Jesucristo y la esperanza en la vida eterna, al tiempo que reparten canastas de comida, medicinas o dan solución a otros muchos problemas materiales. Clare. ¡Viva el Señor! Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste. Era un apostolado muy difícil y que suponía un continuo olvido de sí misma para comprender el corazón de cada enfermo, y para guiarlo en esa última y definitiva etapa de su vida. Hizo sus primeros votos el 18 de febrero de 2006, eligiendo el nombre religioso de Hna. Las hermanas trabajan allí al servicio pastoral de la Parroquia de la Asunción y de su escuela parroquial, además de colaborar en varias parroquias más, con sus correspondientes colegios parroquiales. A veces te cansas. Pues lo mismito hizo conmigo, me buscó hasta que encontró el momento oportuno para decirme: «Quiero que tú vivas como ellas». Cuando vivía en mi país este conflicto y discordia se podían palpar claramente. El trabajo era duro porque el agua, al irse, dejaba a su paso varios palmos de lodo. Pero, ¿no es verdad que el Buen Pastor dejó las noventa y nueve ovejas para ir a buscar la oveja despistada? Y eso es reflejo de su vida, no podía hacer las cosas a medias. La Hna. Decía santa Edith Stein: «El Crucificado entonces nos mira y nos pregunta si aún seguimos dispuestas a mantenernos fieles a lo que prometimos en una hora de gracia». Era cuaresma, todas las imágenes estaban cubiertas con telas moradas. El 16 de abril de 2016 se produjo un fuerte terremoto en la región de Manabí (Ecuador), donde las Siervas del Hogar de la Madre tenían una comunidad. Pero, al contrario, siempre se reunían alrededor suyo cuando tenían oportunidad. Pero me dijo: “No es nada, hermana, que hay mucho trabajo. Por supuesto que podéis hablarle, pero aseguraos de que le escucháis». Clare Crockett, que así se llamaba la joven irlandesa, ... Sabía que tenía cualidades para ello: un gran talento artístico, ... Las tres hermanas y dos chicas que fueron rescatadas vivas estaban en la zona de la vivienda de las hermanas, en el segundo piso. Me encantaba el teatro, tanto hacerlo como escribirlo, leerlo y dirigirlo. Lo demuestra este fragmento del e-mail que dirigió al P. Rafael el 8 de abril de 2015, en el que decía: «Aunque el Viernes Santo es un día triste, no sé explicar la alegría y el deseo entusiasmado que tengo de sufrir por el Señor. !”, sino que ella estaba siempre observando a ver qué necesidades había para ofrecerse». Clare regresó de EEUU para hacer sus votos perpetuos. Clare les llevaba a la capilla del Santísimo, les decía: «Escuchad lo que Jesús os quiere decir. Cuando me enteré que iba a ser un encuentro de Semana Santa y que iba a ser en un monasterio con monjas y sacerdotes, por supuesto no me hizo ni pizca de gracia, pero tenía que ir porque mi nombre estaba en el billete de avión. El hipnotizador se paraba delante de cada uno de nosotros y, con la palma de su mano, tocaba cada una de nuestras frentes rápidamente, diciendo con voz grave: «¡Relájate!». Yo acepté aunque no sabía muy bien ni quién era Juan Pablo II ni qué era una Jornada Mundial de la Juventud. Mientras ella me hablaba yo sólo pensaba: «España, gratis, sol, playa, fiesta… ¡Claro que voy!» Yo sinceramente pensaba que íbamos a ir a una islita turística como Ibiza, pero este viaje resultó ser un encuentro de Semana Santa en un pueblito de España donde no había nada de playa, ni de sol, ni de fiesta ni nada de nada (con todos mis respetos: ¡Viva Priego!). Clare usaba mucho y que le ayudaba a poner cada día su vida en las manos de Dios. Creo que ya pueden imaginar la reacción de todo el mundo cuando yo les decía que tenía vocación y que quería dejar todo para entregarme al Señor por completo…« ¡Tú estás loca!» Allí empezó otro tipo de película, pero lo importante es que yo sabía con una fuerza que no venía de mí lo que tenía que hacer. Para pedir la supresión de una fotografía, escríbanos a hogar@hogardelamadre.org. Ana Mª Lapeña, pero lo refieren muchas otras hermanas que han vivido con ella: «Nadie lo notaba, pero ella tenía migrañas con mucha frecuencia. Y ella mismo explicó: «Al principio tenía la tentación de mirar para atrás y decir: “Lo quiero otra vez”. Las únicas asignaturas que me apasionaban eran literatura y teatro. Buscaba sol y chicos en España, y se encontró con un grupo de personas que celebraba con toda intensidad la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor.
2020 cualidades de la hermana clare