Eres el hombre perfecto el que siempre busque en mis sueños al que le dieran la llovizna y encontrara un mar de amor. Hombre perfecto . Es decir, creo que te conozco, pero aún nadie nos ha presentado. Eres el hombre ideal, el hombre perfecto, la criatura más hermosa que Dios ha puesto en mi camino. Nunca creí encontrarte, siempre pensé en amarte solo supuse que eras un sueño... jamás una realidad. Eres mi vida… Desde que comencé a quererte, sentí que mi alma volvió a mí, sentí que esa parte que había perdido regresaba a mi lado, hoy son muchos ya los días de estar a tu lado, días de infinita alegría, meses de locuras por verte, en verdad te doy gracias por dejarme conocerte tal y como eres, por darme permiso de explorar por cada rincón de tu vida. El hombre de mi vida eres tú, Tú me has dado amor, Ese amor que jamás había encontrado, Tú me has dado pasión, Esa pasión, que en otro, jamás había hallado, Eres para mí, lo mejor, lo que yo tanto había anhelado, Eres guapo, eres lindo, eres lo que me ha hechizado, Eres de mi vida, mi gran tesoro anhelado, Esos ojos tan hermosos, Carta a los Efesios. 2 Sean humildes y amables, sean comprensivos y sopórtense unos a otros con amor. No solo me llenas de infinito amor, sino que además me das paz y mucha tranquilidad. 4 :B: 1 Yo, «el prisionero de Cristo», les exhorto, pues, a que se muestren dignos de la vocación que han recibido. Me encantas y me gusta todo de ti , y quiero que tú seas el hombre de mi vida porque en ti encuentro cariño, dulzura, comprensión, sinceridad y porque te vuelves un niño cuando estás conmigo. Las cartas de amor tienen un alcance, una sensibilidad distinta y son perfectas para declarar tu amor, desnudar tu alma e invitar a otra persona conocerte de verdad.. Desde Napoleón, pasando por Beethoven hasta llegar a Frida Khalo, las cartas de amor han sido el vehículo perfecto para enamorar y dejarse enamorar. Quizás no sea el hombre perfecto para ti, quizá yo no sea el ideal, quizás no te doy lo que tú quieres, pero de lo que debes estar segura es que mi amor por ti es más que inmenso que el infinito… Eres más que mi inspiración, eres más que mi propia vida, eres mi plenitud y la bella razón por la cual deseo siempre vivir. Progresemos hacia el hombre perfecto . Contigo me siento la mujer más feliz del mundo, me das seguridad y eres el hombre indicado para mí. La carta de hoy va dirigida a el, a ese hombre perfecto que está un poco lejos de mi en estos momentos… Querido hombre perfecto: tú tal vez me conoces, pero no más que yo a ti. Contigo no solo comparto mi vida y mi corazón, sino también el bienestar que se …
2020 panda nuestra aflicción